El Country Club de Bogotá nació el 28 de septiembre de 1917 y desde entonces, siempre ha buscado la excelencia en todos los aspectos.

 

En Septiembre de 1917, varios señores de la sociedad Bogotana decidieron fundar el Country Club de Bogotá. Entre ellos, Joaquín Samper, que había viajado a Londres y cuya fuente de sus ingresos era la agricultura. Otro, Carlos A. de Vengoechea que había tenido la oportunidad de practicar el golf en Francia y que cuando llegó a Colombia en el 1913 reunió a algunos amigos con el fin de practicar este novedoso deporte.  Ambos señores venían de Europa con la misma inquietud deportiva.


En este grupo de fundadores, recordamos también don Tomás Samper, a don Ulpiano de Valenzuela, a don Manuel  S. de Santamaría, a don Eusebio Umaña, a don Frank Koppel y a don Álvaro Uribe. Contaban también con la asidua presencia del ministro inglés, señor Strong y de su sucesor, Sir Percy Wydnham


El grupo fue creciendo hasta que decidieron fundar el Country Club de Bogotá y después de varias reuniones ya tenían aprobados los estatutos  y nombraron al primer presidente, Joaquín Samper, quién fue motor fundamental del desarrollo y crecimiento del Club. Seguidamente, la junta administrativa nombró los comités al igual que las cuotas mensuales de los socios en la suma de 5 pesos y la de ingreso, en el caso de posibles vacantes, en la suma de 60 pesos.


También se organizó el comité de señoras, conformado por doña Sofía R. de Valenzuela, doña Nina de Valenzuela, doña Amalia de Holguín, y las señoritas Julia Parga, Helena  Faux, Queenie de la Torre y Emma Calvo.


Cabe destacar, que la etiqueta y el buen comportamiento eran principios fundamentales del Country Club de Bogotá.


Gracias al trabajo, decisión y empeño durante muchos años, el Club fue creciendo y a medida que este crecimiento ganaba importancia, al igual que todas sus dependencias, se fueron cambiando de propiedades. Empezaron en una pequeña casa en la calle 53, seguidamente a la calle 85 y finalmente se ubicaron en el terreno de Contador donde actualmente nos encontramos. 


A Contador llegó el Country Club, cuando eran unos terrenos anegados y lejos de la ciudad y con el tesón que ha caracterizado a los Presidentes del Club, se fue trabajando hasta dejarlo en las condiciones de embellecimiento en que se encuentra ahora.

 

Han pasado los años y no solamente se sigue cuidando hasta el último detalle sino que sigue creciendo en servicios y atención a los socios.


El Country Club se ha convertido en el centro de la vida social y deportiva de los socios e invitados, lugar de esparcimiento y punto de encuentro familiar.  Hoy en día es uno de los Clubes más prestigiosos de Colombia, no solamente por acoger los más importantes eventos deportivos del país sino también por ser un lugar atractivo y acogedor, un pulmón de la ciudad que ayuda a disminuir la polución y un espacio natural con una gran diversidad de aves y árboles.


En los campos del Club se han forjado grandes jugadores y representantes en golf, tenis, hípica, natación, y squash, donde varios han llegado a ser campeones nacionales y suramericanos.


El trabajo mutuo de socios y empleados durante estos memorables 97 años han hecho que el Country Club esté lleno de historia y celebraciones deportivas y sociales.

 

El objetivo principal del Club es desarrollar un programa ecológico y un proyecto avifauna que busca sembrar especies arbóreas que sean el hábitat ideal para las diversas aves que viven en este espacio.

Hoy el Club está enfocado a sus próximos 100 años, y gracias a nuestro compromiso, esfuerzo e ímpetu en los deportes, serán tan exitosos cómo los 100 últimos.